El hombre multidimensional

El ser humano en su multidimensionalidad

 

El individuo, dadas sus características otorgadas biológica y genéticamente, otras por la potestad divina tiene diversas necesidades, que debe suplir, estos aspectos se convierten entonces en dimensiones del ser, es por tal motivo que hombres y mujeres somos multidimensionales.
 
El hombre es considerado como un ser altamente evolucionado, se caracteriza por controlar sus impulsos, regular su conducta, operar con facilidad cada uno de sus miembros con finalidades específicas, etc., cuenta con ciertas estructuras fisicas, biológicas y mentales que le permiten moverse en el plano de lo físico. Segun a las sagradas escrituras, el hombre está provisto de la trinidad; tres elementos referidos a: cuerpo, alma y espiritu, que lo hacen multidimensional, es decir, manifiesta diferentes necesidades con respecto a cada uno de ellos.
El cuerpo, o carne es considerada la parte exterior del hombre, el aspecto frágil y perecedero, mediante la cual se propicia el contacto físico con el entorno, permite la movilidad, la percepción a través de los sentidos, la posibilidad de comunicación, mediante el lenguaje, requiere de alimento, descanso, soporte, ejercicio, y mantenimiento constante.

El alma, es un componente que convieerte al hombre en un "ser", es el aspecto psíquico del individuo y está constituido por cuatro manifestaciones: Sentimientos (afectos), Emotividad (Pasiones), Pensamiento y juicio (Intelecto) y voluntad (desiciones), es decir, el alma es aquella que le da vida al cuerpo.

El espiritu es aquel que nos entregó Dios a cada uno de sus hijos, es allí en donde él hace su obra , está complementado por la intuición mediante la cual tenemos contacto con los aspectos espirituales, y con Dios y se nos es otorgado un cierto grado de sensibilidad; por otro lado está la conciencia que permite hacer evidentes nuestros errores, por los cuales sentimos culpabilidad.


Aspectos como el amor filial, amor de pareja, la amistad, la socialización, la sexualidad, el trabajo, la salud mental, psicológica y física, la espiritualidad, la educación, el reconocimiento, el ejercicio intelectual y cognitivo, la nutrición, dinero, etc, etc., son todos ellos, necesidades que deben suplirse a lo largo de la vida de forma permanente, y continua, lo que hará de los individuos, seres integrales, es por esto que no es recomendable dedicar la vida únicamente a uno de ellos.